📢Buscamos colaboradores en DescargasDD para seguir creciendo. 👮

Resultados 1 al 5 de 5

Tema: "Grupo salvaje", 50 años de una obra maestra sobre el final de toda una era, la del western y sus pistoleros.

  1. #1
    Fecha de ingreso
    04 ene, 18
    Ubicación
    Aqui mismo, delante de la pantalla, casi siempre.
    Mensajes
    7,832
    Gracias
    5,727
    Recibió 22,573 gracias en 5,363 posts

    "Grupo salvaje", 50 años de una obra maestra sobre el final de toda una era, la del western y sus pistoleros.



    El cine del Viejo Oeste es violento por definición. De hecho, en el primer western de todo los tiempos, Asalto y robo de un tren, de 1903, había un plano que a veces se colocaba al principio y otras al final. En él, uno de los bandidos disparaba a cámara. Tras él, llegaron los clásicos de John Ford, Howard Hawks, William A. Wellman, Anthony Mann, Nicholas Ray, Raoul Walsh o George Stevens y el género se convirtió en la máxima identidad del cine clásico norteamericano. Era un retrato de época y, a la vez, de acción.

    El western es capaz de juntar héroes y villanos, aventura y tragedia, amor y muerte. A veces seguíamos al sheriff que protegía su pueblo, otras al cazarrecompensas que perseguía a los bandidos o al ejército de caballería que defendía un fuerte de los indios, también a los colonos que recorrían el nuevo continente en caravanas y a los empresarios ferroviarios que luchaban por seguir construyendo el camino de su "caballo de hierro". Pero hay un arquetipo de personaje que define el género por encima de todos, el pistolero fuera de la ley, ese que atraca un banco, asalta un tren, la lía parda en una partida de cartas en el bar o escapa de la horca en el último minuto. Esos cabalgan solos, sin atender a nada ni a nadie.



    El western nos lleva a una época en donde el bien y el mal se confunden porque la civilización aún está asentándose. Pero ¿qué ocurre cuando esta situación acaba? ¿A dónde van esos pistoleros que ya no tienen sitio en una sociedad ordenada, con leyes, deberes, familias y trabajos diarios? El carismático mundo del primer western dio paso de manera orgánica a la narración de su propio final. De mandar el pistolero más rápido, el poder se trasladó al empresario cuya valía habría que desenfundarla de una caja fuerte. Llegó el momento de las historias que cuentan que le pasaba al llegar a viejos a esos héroes bandidos que tan rápidos eran desenfundando años atrás.

    Entre Centauros del desierto de John Ford en 1956 y Sin perdón de Clint Eastwood se sitúa el otro grande de los llamados westerns crepusculares de la historia del cine, Grupo salvaje. La película de Sam Peckinpah, de 1969 y que por tanto, cumple 50 años, modificó para siempre la forma de ver la violencia en el género. Su mítico e impactante final es el culmen de un relato que trata sobre la extinción de sus propios personajes. Una elegía llena de lirismo y amargura hacia un final anunciado. Tras esta película, el western nunca volvería a ser lo mismo, y con él, el cine americano tampoco.



    Sam Peckinpah pertenece a la llamada generación televisiva, una oleada de directores que comenzaron su carrera en la caja tonta para luego saltar al cine y sustituir a los grandes directores del viejo Hollywood. Delbert Mann, Martin Ritt, Sidney Lumet, John Frankenheimer, Arthur Penn o Franklin J. Schaffner son algunos de los más conocidos de estos directores que, entre los cincuenta y los sesenta, fueron una verdadera inyección de sangre nueva en el cine americano. Luego llegarían los setenta y aparecerían los neoyorkinos Martin Scorsese, Woody Allen y Francis Ford Coppola y la palabra clásico se borraría definitivamente. Pero eso ya es otra historia.

    Esta generación de cineastas dio un vuelco a los relatos que todos conocíamos, los buenos desaparecieron del relato, el sexo y la violencia dieron un paso adelante, el montaje se aceleró, la elegancia desapareció en favor de la crudeza y todo se volvió más crudo, más descarnado. Es entonces cuando llega Sam Peckinpah y su Grupo salvaje.



    La película cuenta la historia de un grupo de bandidos interpretados por William Holden (Pike), Ernest Borgnine (Dutch), Edmond O’Brian (Freddie), Warren Oates (Lyle), Ben Johnson (Tector) y el joven mexicano llamado Ángel, que encarna Jaime Sánchez. A este reparto estelar se une Robert Ryan (Deke Thorton) como un antiguo miembro del grupo que ha de capturarles para evitar volver a la cárcel y Emilio Sánchez como el corrupto general Mapache. Sí, en este western hay bandidos que atracan un banco, asaltan un tren, se emborrachan y pasan de burdel a burdel pero hay algo radicalmente diferente.

    Los protagonistas de Grupo salvaje son animales en peligro de extinción. Excepto Ángel, todos se acercan a la tercera edad y esta vida ya no es para ellos. De hecho, ya no es para nadie. Atrapados en el sur, solo en el territorio fronterizo con un México en plena guerra civil encuentran dónde continuar sus "actividades laborales". Pike, el sabio bandido que interpreta Holden, apenas puede ya subirse a su caballo y su meta, como la de sus veteranos compañeros, es dar un último golpe que les permita retirarse. Esta idea de la vejez del pistolero, que llegaría a su culmen en el protagonista de Sin perdón, se retrata aquí de forma colectiva, social.



    Cuando el general Mapache llega en un flamante coche, los forajidos parecen ver su desubicada posición hacia un futuro incierto: "Y dicen que en el norte tienen unos de estos que vuelan". El problema no es ya retirarse, es para qué. Su trabajo les ha impedido tener familias, asentarse en un lugar, conservar a sus seres queridos... Grupo salvaje, como la escena final de Centauros del desierto, nos enseña que el aventurero y frenético mundo de la violencia libre y sin ley acaba inexorablemente en la más pura soledad ¿Pero cómo es esta nueva forma de violencia?

    El inicio de la película es casi tan frenético como su final. El paseo a caballo de los protagonistas disfrazados de militares acabará en un tiroteo entre civiles a la salida del banco que iban a atracar. Por el camino, unos niños observan como una gran cantidad de hormigas acaban matando a un imponente escorpión, la sociedad atrapa al individuo y a los protagonistas les han tendido una trampa.



    A lo largo de sus dos horas y veinte minutos de duración la película cuenta con más de 2.700 cortes, lo que hace una media de duración de plano de apenas 3 segundos. Este frenesí viene acompañado de violentos zooms y bruscos paneos. Cuando los expertos ladrones actúan todo se calma, las miradas y los planos que las acompañan nos narran la silenciosa acción. Así es como debería de ser. Pero cuando todo se va al garete, es decir, como al principio y al final de la película, Grupo salvaje convierte su escena en los fuegos artificiales de la violencia.

    Había sido Akira Kurosawa, el gran creador de la acción cinematográfica por asentar con Los siete samuráis una forma de grabación ágil mediante la multicámara, que además acudía a la cámara lenta en determinados momentos. Sam Peckinpah adquiere estas formas y las explota al máximo, grabando con varias cámaras y montando sus planos a entre sí a distintas velocidades ¿Por qué? La explicación está en su final.



    Cuando el general Mapache secuestra al joven Ángel y lo tortura, los cuatro protagonistas reciben el último dilema moral de su trayectoria. Son bandidos y, por tanto, de primeras dejan tirado a su compañero y se dedican a disfrutar del cariño de unas prostitutas. Acaban de conseguir ese último golpe que les permitiría el ansiado retiro. Sin embargo, ese "¿retirarse a qué?" que Dutch le dice a Pike al inicio de la película sin encontrar respuesta parece regresar de golpe. Solo se dice una palabra, un simple "let’s go" de Pike hace que los cuatro sepan que van a hacer y que va a pasar.

    Así da comienzo la caminata más famosa de la historia del cine, con perdón de la que la homenajea al principio de Reservoir Dogs. La percusión militar que acompañan al desfile nos anuncia el fusilamiento posterior que acecha a este lento paseo. No hay elipsis, observamos todo el recorrido de los protagonistas desde donde se encontraban hasta donde van a enfrentarse a Mapache para rescatar a un Ángel moribundo. Eso es lo que pasa sobre el papel, pero toda la película nos ha dirigido para que entendamos ese silencio como mucho más. Hablamos de cuatro pistoleros arquetípicos del género que han descubierto que ya no hay lugar para ellos, que su único retiro es morirse y que su última acción va a ser una de las buenas por primera vez.



    Cuando llegan, el mundo se detiene, Mapache le corta el cuello a Ángel y los protagonistas acribillan a tiros al general. Entonces, vuelve a hacerse el silencio, la calma. Iban a rescatar a Ángel y a matar a Mapache, ambos están muertos así que su labor ha terminado. Pero no, Pike se lo piensa y dispara. La enorme explosión de violencia que se desarrolla a partir de ahí nos recuerda que la muerte y el horror son el único final que los protagonistas merecen, y también el único que desean. Hablamos de una escena con 325 cortes de montaje en solo 5 minutos de acción, menos de 1 segundo para cada plano. El sonido de las balas y los gritos inunda la pantalla en la que todos, poco a poco, irán cayendo. Algunos con rapidez, otros a cámara lenta y Pike sin soltar nunca la ametralladora.



    Grupo salvaje es la primera y más espectacular muestra de violencia en el cine americano. Sin ella, a Quentin Tarantino, Brian de Palma u Oliver Stone les faltaría un referente esencial. Un joven Martin Scorsese tuvo el honor de acudir en a un pase previo al estreno de la película y así narraba su impacto:

    "Estábamos fascinados. Obviamente era una obra maestra. Era un cineasta de verdad, usando el cine de una manera en la que ninguna otra cosa podría usarse. Y no podría haberse hecho de ninguna otra forma. Ver eso en un cineasta americano fue muy excitante".



    Habrá que esperar a ver el remake que prepara Mel Gibson, un cineasta que espectaculariza la violencia con más regodeo pero menos reflexión que Sam Peckinpah, para confirmar si Martin Scorsese tenía razón en hablar de Grupo salvaje como una película de cine irrepetible. Por ahora solo sabemos que en la de Peckinpah, el espectáculo de la violencia, el estallido de disparos, planos, zooms, paneos, gritos, risas y cortes de montaje definieron la palabra agresivo de una forma nueva. Grupo salvaje es tan violenta precisamente para demostrar su necesidad de extinción, lo que ocurre en ella pertenece a un mundo que, como sus protagonistas, está acabado. Como ellos, la única forma que tiene de enfrentarse y de existir es mediante ella, pero no hay placer ni regodeo en su exhibición. Ni siquiera la cámara lenta nos distrae de la sensación única que transmiten las muertes y los gritos de Grupo salvaje. Una mezcla de melancolía, soledad, aventuras y libertad. Es una elegía a la libertad perdida, un poema a la muerte lleno de dolor y gritos de agonía.



    Sam Peckinpah filmó y firmó una película en la que las carcajadas siempre tienen su lado de tristeza y los disparos solo avecinan el silencio de la muerte. Grupo salvaje es el relato de un adiós, el del mundo del Viejo Oeste y sus legendarios pobladores. También un recuerdo de la imborrable cicatriz de la violencia. Esta despedida, tratándose de la del mismísimo western y como diría Scorsese, "no podría haberse hecho de ninguna otra forma".

    Perdón por haber destripado el argumento de la película, aunque hemos tenido 50 años para verla. Y si no es así, da igual, merece la pena su visionado una y otra vez. Nunca se puede describir fielmente con palabras una obra maestra. A quién le interese, en el foro corren un par de versiones de Grupo Salvaje que aún están vivas. Como la película.



    Última edición por Focuskan; 10/07/2019 a las 15:01
    Citar Citar  

  2. Los siguientes 5 Usuarios le dieron las Gracias a Focuskan por este Post:

    Davidd (10/07/2019),Jobemar (11/07/2019),No soy un Robot (10/07/2019),Rambon (11/07/2019),torkil (11/07/2019)

  3. #2
    Fecha de ingreso
    13 may, 18
    Mensajes
    4,024
    Gracias
    12,759
    Recibió 5,567 gracias en 3,643 posts
    Hola Focuskan!

    Me ha gustado mucho este tema.

    Mil gracias por compartirlo y por toda la información.



    Salu2!
    Citar Citar  

  4. El siguiente usuario le dio gracias a No soy un Robot por este post:

    Focuskan (10/07/2019)

  5. #3
    Fecha de ingreso
    17 may, 18
    Mensajes
    60
    Gracias
    222
    Recibió 117 gracias en 44 posts
    Un clasicazo del Western, si señor.Lo tiene difícil de igualar ya no te digo de superar el señor Mel Gibson.Gran noticia y espectacular spoiler, lo demás es tonteria.Como dicen por ahi arriba BRAVO!!!MAGNIFICO!!!SI SEÑOR!!!.
    Citar Citar  

  6. Los siguientes 2 Usuarios le dieron las Gracias a 101division por este Post:

    Focuskan (10/07/2019),No soy un Robot (11/07/2019)

  7. #4
    Fecha de ingreso
    25 may, 19
    Mensajes
    12
    Gracias
    64
    Recibió 15 gracias en 11 posts
    maginifico gracias muchas muchas!
    Citar Citar  

  8. Los siguientes 2 Usuarios le dieron las Gracias a Davidd por este Post:

    Focuskan (11/07/2019),No soy un Robot (11/07/2019)

  9. #5
    Fecha de ingreso
    18 may, 18
    Mensajes
    51
    Gracias
    359
    Recibió 94 gracias en 46 posts
    Para mi el mejor western de todos los tiempos, recomendable la versión extendida.
    Citar Citar  

  10. Los siguientes 2 Usuarios le dieron las Gracias a Democrates por este Post:

    Focuskan (11/07/2019),No soy un Robot (11/07/2019)

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
$cronimage